08 abril 2009

Las potencias del alma.
Entrevista con Pierre Klossowski
Alain Arnaud
"...A. Arnaud : ¿No interviene el mismo proceso en la contemplación de la obra de arte? ¿Lo que usted pone a la vista en potencia es actualizado por la mirada que, a la vez, lo destituye sin poseer nunca el cuadro mismo, sin acercarse nunca a la visión del artista? ¿Conservaría siempre la obra de arte su opacidad?, ¿sería siempre incomunicable?
Pierre Klossowski : ¿No es éste el principio universal de toda producción o creación que ofrece a otros el medio de reconocerse en ella al mismo tiempo que oculta su fondo propio? El cuadro es la materialización de una idiosincrasia. Es un objeto, una mercancía accesible a muchos. Los aficionados que lo compran pueden reconocerse en él, encuentran en él una complicidad. Pero raramente hay coincidencia entre esas afinidades y las intenciones del artista: el cuadro permanece siempre como una transposición, un simulacro. Si satisface al aficionado que se reencuentra en él lo hace precisamente en tanto que simulacro. El espectador y el artista no interpretan el cuadro de la misma manera porque no proyectan en él los mismos hechos de experiencia. ¡Los pathos no comunican! Incluso si se reproduce una obra en miles de ejemplares, eso no es nunca más que una esquematización del original. Así pues, no se puede hablar de un original en relación consigo mismo, porque habrá siempre un modelo que permanecerá desconocido desde el exterior.
Si vuelvo a mi idea de estereotipo, puedo decir que éste permite precisamente una esquematización y una vulgarización que encuentran su origen en el fantasma. Pero un fantasma cuyo contenido ha desaparecido a causa del hecho de su materialización. Todas las interpretaciones entonces son posibles. Los que han utilizado el estereotipo –Ingres, Courbet, Delacroix…– han puesto en él a la vez un contenido que les era propio, y también lo han criticado, han puesto la tradición en entredicho. En cada ocasión hay simulacro y disimulo. Empleo el mismo procedimiento cuando utilizo las formas más estereotipadas para las cosas más incomprensibles.
A.A. :Procedimiento que elimina cualquier posibilidad de arte «abstracto»…
P.K. :Recuerdo unas palabras de Giacometti: «¡el cuadro es en sí una abstracción!» ¿Qué hay más abstracto que la figura? Un cuadro figurativo se puede traducir inmediatamente a arte abstracto.
Así pues, más allá del realismo, ¿hay una sobrenaturaleza que permite y establece la comunicación, o por lo menos el intercambio, la interpretación?
En pocas palabras, hay una noción de realidad que desaparece a favor de la sobrenaturaleza. Toda obra de arte pertenece así al orden de la revelación de una esencia y de su contemplación..."

PIERRE KLOSSOWSKI
Orígenes cultuales y míticos de cierto comportamiento entre las damas romanas, Madrid, Arena, 2006
Sade mi prójimo, Madrid, Arena, 2005 [precedido por El filósofo criminal]
Nietzsche y el círculo vicioso, Madrid, Arena, 2004
La revocación del edicto de Nantes, Barcelona, Tusquets, 1999
La moneda viviente, Córdoba (Argentina), Alción, 1998
Roberte, esta noche, Barcelona, Tusquets, 1997
El baño de Diana, Madrid, Tecnos, 1990
Tan funesto deseo, Madrid, Taurus, 1980
El Baphomet, Valencia, Pre-Textos, 1980
La vocación suspendida, México, ERA, 1976

2 Comentarios:

Blogger raulsibechi dice...

Muy bueno el comentario de K. sobre Giacometti uno de los pintores "sabios" que se que Vd admira desde sus tiempos de inicio.
saludos de pascua de la barra.
raúl.

5:26 p. m.  
Anonymous Anónimo dice...

Giacometti era el que Vd. contaba de las tres manzanitas?
PC

8:07 p. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home