01 junio 2006


PLEXUS
La cruxifición rosada II,
Henry Miller

... En esas cartas maravi-
llosas en que Van Gogh relata sus conocimientos sobre las leyes del color (la mayoría de las cuales formuló Delacroix), trata con cierto detenimiento del uso del blanco y el negro. No hay que abstenerse de usar el
negro. Hay muchas clases de negro. ¿Acaso no usaron el negro Rembrand y Franz Hals?, pregunta. ¿Y también Velázquez? No simplemente el negro sino veintisiete clases diferentes de negro.
Todo depende de la clase de negro y como se use. Lo mismo ocurre con el blanco, (Utrillo no iba a tardar en confirmar las apreciaciones de Van Gogh.
¿Es que no sigue siendo su época blanca la mejor? Hablo del blanco y del negro porque era inevitable que aquel revolucionario en el mundo del color se ocupara de las primeras y de las últimas cosas. En eso nos recuerda a esos auténticos hijos de Dios que no temen el mal ni la fealdad, sino que las abarcan e incorporan a su mundo de bondad y belleza...

2 Comentarios:

Blogger P.S. dice...

qué buen texto, y qué buen blog, saludos

4:35 p. m.  
Blogger Mavrakis dice...

Yo, que no entiendo mucho de estética ni de pintura, puedo asegurarte que cada uno de estos dibujos me encandilan; como si hubiera algo que, como las escrituras que los atraviesan, fuera siempre latente o implítico y a la vez indescifrable o enigmático, pero que hipnotiza la mirada.

Te felicito, hermano.

3:57 a. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home