19 diciembre 2008

Unos Bolitas que preparan el viaje al norte (el cuadro no ellos) .
Cuando comence con esta serie, la llame de "los bolitas", tenía que ver con el despectivo con que se nombra a estos seres. De a poco y mezclado con la ironía que tambien trato de imprimirles y no siempre me sale a mis tangueros, ironía con ternura, pero mezclada con ese pensamiento mágico e ilógico que "aliviana" un poco lo trágico tratando de que no se vuelva moralista. Estos "bolitas" pertenecían a una muestra que se frustró este año. Ando ultimamente con problemas con los galeristas. Empece a mostrarlos tibiamente afuera, no como los había llamado: "bolitas", por que era algo muy localista.Así que volví a bautizarlos, pero también el motivo era que los veían en España un país que de a poco se vuelve tan xenofobo como alguna vez lo fuera Francia. Los llamé entonces "Nuestros sudacas".Para que explicarle a los "gallegos" nuestras taras? No lo haré, lo de "bolitas" es algo muy nuestro ya ni despectivo iguál que gallego, tano o turco.
Se que a ellos les pasa con los gitanos: lo de la discriminación (dejamos para otro momento la fobia que les mete el negro, sea marroquí, tunecino o congolito). Al revés preguntale a un andaluz de las cuevas lo que piensa de los payos de Barcelona y te dirá...
Pero volvamos a nuestros "bolitas" vi de a poco y comprendí que eran tan desintegrados como cualquier porteño de Barrio norte que trata de insertarse en el extranjero, donde nosotros somos los sudacas. Peruanos, bolivianos o chilenos (para nosotros todo iguál) aunque se enracimaran en las villas por Flores... estan solos. De ahi vino que luego pensé en la poca diferencia que hay entre un bolita, con un jujeño de la puna o un coya salteño. En los setenta viví en el norte por temporadas ¡Que dificil la integración!, la mia, que ellos te aceptaran. Que facil en los discursos oficiales decir somos todos argentinos, o recitar como nuestro bardo cieguito sobre el triste destino latinoamericano. Ni la comida te une. Claro ahora paseás por esos lugares, vas a hoteles regionales con comida "americana-fusión" visitás las bodegas, comés llama o vicuña a las brasas,con choclo y papa andina y tomás vinos "de terruño", después a la manera de un moderno Ferrá te presentan "deconstrucciones de un locro", con espumas de ají rocoto, para cuando llega el postre que seguro será algun dulce de alcayota con nueces con un toque de frutas lionizadas a la misma manera del Adría. Te volvés a la capital contento de haber conocido la cultura norteña...ellos seguiran coqueando mientras preparan sobre el hornillo, el locro con el maiz duro como piedra y amarillento y con la panza olorosa a la que solo conocemos acá en el mondongo a la española, la grasa amarillenta que no reemplaza al aceite : es el elemento graso como te dicen en "gourmet". Si viene de lujo entonces una salsita de ajo, aji molido y aceite sobre el plato y si queda un sobrante un traguito de mistela dulzón o un trago de Coca cola. Y bueno son nuestros sudacas y por eso los puteo primero que nadie, además te digo que en las fotos terrosas monocromáticas quedan bárbaros con sus colores chillones casi flu en ese paisaje tranquilo-oxigenado-puro.
alejandro

4 Comentarios:

Blogger esmeralda m. dice...

Me gusta mucho esa serie de los sudacas, el otro día visitando la pagina de una amiga en la web Artelista de España, vi que ella figuraba entre sus admiradores,ella vive en Gessell donde pinta y escribe.
Un beso.
esmeralda m.

11:29 a. m.  
Blogger EmmaPeel dice...

Esta es mi favorita con la serie de los tangueros

5:18 p. m.  
Blogger curcurto dice...

Pintor?
Sabe cual es la diferencia en tre Flores y Floresta?.
pomada

7:00 p. m.  
Blogger raulsibechi dice...

Grande Alejandro, muy buena serie, digale al pomada que ESTA,
raúl

8:27 a. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home