30 abril 2010


"En la lengua servilismo y poder se confunden ineluctablemente. Si se llama libertad no sólo a la capacidad de sustraerse al poder, sino tambíen y sobre todo a la de no someter a nadie, entonces no puede haber libertad fuera del lenguaje. Degraciadamente el lenguaje humano no tiene exterior : es un a puertas cerradas. Sólo se puede salir de él al precio de lo imposible : por la singularidad mística (...); o también por el amén nietzcheano, que es como una sacudida jubilosa asestada al servilismo de la lengua(...) Pero a nosotros que no somos ni caballeros de la fe ni superhombres, sólo nos resta, si así puedo decirlo, hacer trampas con la lengua. A esta fullería saludable, a esta esquiva y magnifica engañifa que permite escuchar a la lengua fuera del poder, en el explendor de una revolución permanente del lenguaje, por mi parte yo la llamo : literatura ".
Texto de R. Barthes,
recordado por D. Tabarovsky
en "Literatura de izquierda".
año 2004.

2 Comentarios:

Anonymous ro dice...

ahh ese "yo lo llamo literatura" a mi me suena a "yo le llamo yo el q la tiene clara" "o tiene la pelota"
en letras nos encanta ese frances

11:22 a. m.  
Anonymous Anónimo dice...

Sabe que leo todos los fines de semana los escritos de Tavarosky en el diario Perfíl y no lo entiendo, me parece que todos los que escriben ahí, Link, Fougil, y los otros no tienen nada que ver con el esprit del diario que es sencillo y democratico.
Andrea.

6:25 p. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home