11 abril 2007


TESTIMONIAL
Pensando un poco sobre el coment de Sol,
Reflexionando sobre el ergon y el parergon
Y algunos reencuentros en el fin de semana largo

Hay veces que los comentarios en estos blogs no tienen el suficiente espacio como para responder todo lo que se quiere expresar para dar explicaciones a ideas ajenas muy espontáneas y que por su misma espontaneidad se hacen confusas con respecto a las broncas de mis últimos tiempos que pintan a desánimo o dan la idea de una bajada de brazos en mi pequeña lucha.
El reiterar sobre los años vividos es una toma de conciencia de limitaciones que ni se me cruzaba por la cabeza a los cuarenta. Creo sí que a esta altura es el momento de armar el cronograma de los treinta últimos años para que lo que falte se estructure y tenga una terminación correcta. Se que los años de vitalidad venideros pueden ser entre cinco y diez y después planear (digo como un planeador en el aire, que no de planificar) lo mejor posible, hasta, hasta eso... Todavía no me siento grogui, ni siento tanto la decadencia como para no atreverme a un 2.00 x 2.00, o más.
Con respecto a lo que decía Sol sobre el espacio escénico, entiendo comprender los espacios como no lo había hecho hasta ahora, porque la pintura aunque sea bidimensional tiene espacios de carácter virtual que si no los internalizas, vas a fallar en su transcripción, pintes lo que pintes, seas figurativo, abstracto o geométrico. Es la cosa mentale, como diría Leonardo. Lo mismo pasa con todo lo artesanal del oficio. Pasé ya por suerte la época del miedo a la crítica, son pocos los que saben y por lo común éstos son colegas o algún crítico menos careta que los de los periódicos. Jamás tuve el terror del papel en blanco, muletilla que creo que usan muchos para apoyar las teorías de la inspiración. ¿A quién mienten?¿Es por desconocimiento que lo dicen? Nunca leyeron por ejemplo que Picasso que parece un espontáneo realizó 700 bocetos de “Las señoritas de Avignon”, en esos bocetos había escorzos de figuras humanas que le harían par a Da Vinci o Miguel Angel, y el resultado es de una modernidad, una frescura, un repentismo que asombra, ¿dónde estuvo la inspiración más que en el chispazo que le permitió vislumbrar la composición, o un flash de ella?, ¿cuándo y cómo metió la máscara africana?, ¿o esa especie de travesti de comic, de dónde sacó todo eso? Seguramente y como nos sucede a todos (pero sólo a él genialmente) a medida que pintaba sentía que la obra le “pedía” soluciones estéticas en esa dirección. Pero ahora lo que quiero explicar es que una vez tiradas las bases y algunas ideas fundamentales, el envión te lleva por inercia y solamente vas modificando la velocidad y el equilibrio. Pero hay un manejo de la obra y reglas que no las manejas, eso es el camino, que es desconocido, sin ninguna guía, pero con señales que aparecen de pronto ante tus ojos. En esos momentos ya estás en la vanguardia o en el pelotón. En un mercado como este inexistente, la vanguardia (o la modernidad) tienen que ser como piezas que se puedan cambiar constantemente, porque son todas de gran calidad pero saturan la demanda (poca) que no es solamente la venta de la obra. También el pelotón tiene que ser de calidad porque tiene que acompañar a los punteros como ”relleno” de muestras colectivas, salones, subastas, etc., y con obra que resista la colgada conjunta y que demuestre que nuestro arte (como diría Zaldívar: “el arte de los argentinos”) es “coherente” y tiene una cierta identidad, aunque sea de oficio.
Cierto que la pintura es una forma de arte decadente, y que cada vez se confunde mas con lo decorativo (arquitectónicamente hablando) y que también es un placer (¿?) solitario para el pintor. Con los años respetás de los colegas sólo el oficio, pero no siempre el resultado, de ahí las aburridísimas discusiones figuración-no figuracion, neogeos-concretos, etc., etc. Las reuniones tragos mediantes, como dice Sol (para tratar de pasar los momentos de reunión entre pares) se van espaciando y vas tratando de sustituir un pintor por un corredor de bolsa, una escultora por una meretriz devenida en podóloga por los años y por el miedo de cruzarse a un nieto por las zonas de trabajo... Pero lo peor son los discursos y la calidad de los mismos que nos atravesaron desde los '60 hasta ahora. Esas parrafadas semióticas abstrusas. Ese afán de trascendencia tratando de que el discurso sea de un valor similar a la obra referente. O peor, que el discurso antecediera y provocara la obra, y ya hasta vimos discursos colgados junto a la obra de arte, u obras presentadas en bienales producidas por el discurso, producido por el tema propuesto. Palabras agobiantes y pretenciosas como en uno de los prólogos de catálogo escritos por una de nuestras semióticas mayores titulado “El ergon y el parergon”, donde se hablaba simplemente del marco del cuadro.
Hoy leo en una crítica magnífica en un diario español que al marco se le dice simplemente “el secundario” y se lo ningunea explicando su preponderancia fatua y el por que no eliminarlo por simples varillas para que la pintura se luzca en sí, por eso, dejemos la retórica al pedo de los escribas que después no entienden a eso tan simple que es la pintura... ah, me olvidaba de comentar, “el ergon y el parergon", afanado asquerosamente a un teórico italiano -Gianni Vattimo-, cuyo libro no se tradujo al castellano hasta los '90, pero que la crítica seguramente leyó en italiano en los '80 y le sirvieron para prologar a fines de esos años en su intertexto hablaba solamente del marco “despojado” de la pintura que había sido sólo un juego del artista y que podía haber sido parergon hasta de un espejo.
Por eso Sol no disfruto tanto ya esa cerveza en la puerta de las galerías como vos en la puerta de los teatros. Porque de a poco hay cada vez menos pares, pares como similares, gente que respeta un oficio, como en la religión: oficiantes. ¿Y cómo canalizás las angustias, broncas, locuras? A menos que seas un sicótico perfecto, con todos los papeles en orden y perfectamente medicado, ¿cómo hacés para pasar de la obra de tus inicios con las vísceras sangrantes, los rojos sanguinolientos y los fondos en verdes agrios, amarillos sucios y cerúleos mortuorios (primer paso de todo estudiante de arte o de todo “artista autodidacta: la agresión) a armonizar, estructurar, componer en regla y todo lo que sirva para agradar a un marchand, o sorprender favorablemente a un jurado?...Y que tu vieja pueda decir por fin ¡Nene, esto sí lo colgaría en el comedor! (o si empezaste en el sótano de teatro y llegaste a la tv) y ese es el que juicio que más te conmueve en tu víscera cursi, más que el primer premio dado por un jurado de grandes en el Salón Nacional (un psicólogo a la derecha). A no ser que seas un buen ejemplar de sicótico y creas como Van Gogh creía, que algún día terminaría siendo un pintor flamenco (hablo de estilo y no de su procedencia). Por eso sigo creyendo que seguir apostando a cosas tan inútiles como la pintura o el color, o tratar de que no todo se transforme en el cuadro que pega con el sillón o que va bien con los “pasteles” de los cantoniers del ventanal, es apostar con esperanzas. Y tomarlo con ironía a esta altura es saludable, por lo menos para mi... Aunque he visto en otras ramas (las literarias) últimamente que hasta los filósofos vernáculos tienden a defeccionar ante el plato de lentejas y pispeé ya que me fue imposible leer el Barón Biza de Ferrer, un tipo que siempre me pareció interesante, pero mi teoría es que hay que comer para estar ahí cuando llegue el momento... después pensé (esta es mi parte buena) que en vez de un libro sobre la obra imbécil y petardista de Barón quizás lo que pretendía era homenajear a Jorge su hijo, y que si hubiera encarado la cosa así, nadie le hubiera puesto una ficha al proyecto. Pero la sucesión de frases hechas y lugares comunes es de terror en alguien que maneja el lenguaje no como uno, el uso de adjetivación en los personajes peor, el desprecio a alguno de ellos como Chiche Gelblun (“periodista mefistofélico” lo llama) lo desprecia por su amarillismo y después usa toda su investigación para armar su historia. Y bueno esperemos que sus alumnos de la UBA no lo lean y que "El Interpretador" no lo defienda.
Son más de nuestros mandarines, mandarines apoliyados que tratamos de seguir matando...
Pero también alegrías y sorpresas te da la vida como dice Rubén Blades, me encontré de sopetón (como decían los mayores), con dos amigos: el Negro Santana y Nacho. Del Negro hablo siempre y hasta copio sus poemas acá en el blop. Nacho era aquel encargado de la librería Losada, de la calle Corrientes, de los pocos que te podían decir cuál traducción de Hölderlin era la posta o resumirte un libro en pocas palabras (no al nivel de contratapa) y cuando no lo entendías o se te hacía un tanto obstruso, te hacía sentar y te lo explicaba café de por medio. Ahora está jubilado, da clases de filosofía y especialmente de Heiddeger. Venían del café horrible de abajo de casa, de una charla de horas en la que él defendía a su admirado Martin por una nota de un psico imbécil en “Pag 12” sobre el filósofo y el nazismo, pero eso no fue óbice para que nos termináramos un JB, que resultó poco fuego para apagar tanta sed... promesas de reencuentros próximos o no, pero encontrarnos para seguir diciendo ...como decíamos ayer... Son las pequeñas alegrías que uno tiene, si uno los tuviera que etiquetar como ahora se hace en los post, diría: “charlando con incunables”. Ah, el Negro me dedicó su último libro (por unos meses) “Huellas del ojo”. Miradas al arte argentino, coincidimos sobre Macció y su gran muestra y sobre la pelotudez intelectual de la “Copito”... Un buen cierre del soporífero fin de semana largo.

Y me olvidaba, también ganó Boca y está primero en la tabla, por que como buen "cabeza", uno es negro, de Boca y peronista (pero cada vez menos, en estos tiempos de K.).
Alejandro

14 Comentarios:

Anonymous Anónimo dice...

Muy bueno y con visos de sinceridad su post. saludos David

11:11 a. m.  
Blogger EmmaPeel dice...

muy bueno el texto ale, me recuerda a discusiones en las que uno anda hace un tiempo ya

digresión (o no tanto): vamos boquita el domingo!

11:27 a. m.  
Anonymous raulsibechi@hotmail.com dice...

felices e irresponsables dias aquellos en que pintabamos con sangre y ceruleos y chupabamos Bols, por que no nos daba el cuero para el JB, saludos Raul desde Cordoba.

11:15 p. m.  
Blogger la Dama sol dice...

uy, supongo que tendré que escribirte un mail, porque tengo muchas cosas para decirte, para contarte.
Por lo pronto diré que
no se
¿disculparme?
yo no quise llamarte pesimista ni nada
el blog no es más que una proyección de nosotros mismos, el invento nuestro de cada día.
Pensandolo ahora, quiero decir que
pará
¿cuantos años tenés?
bueno decía, no se cuantos años tenés, pero al margen,
no sos la primera persona de más edad (más edad que yo) que conozco que piensa así, que apuesta a pesar de todo, supongo que a mí todavía no me pasa porque soy joven y mi búsqueda está comenzando, y supongo que terminaré parecido a vos, en el fondo. Siempre les digo a mis compañeros de trabajo, que agarramos a la menopausia de los grandes maestros de teatro, yo estudio puesta en escena con Szuchmacher y actuación con Ricardo Bartís, y están los dos realmente desganados. Bueno, Szuch no tanto, aunque es cierto que los años lo calmaron, pero Bartolo está relamente undido en un "a pesar de todo sigo adelante" admirable, además de que es un tipo extremo, de esos que no se ha quedado con las ganas de nada. Así que a mis maestros les pasa lo mismo que a vos.
Será que en el fondo sé lo que me espera y lo único que me consuela es tomar algo con amigos, y comer. Por suerte siempre está la reunión para comer. Para mí esas reuniones son la única Navidad Bonita que tengo, porque mejor ni pensar en la mia familia.
Bueno, al final me escribí todo.
Quería decir que yo concuerdo absolutamente con eso de que la obra pide cosas, y que uno se va dejando llevar por eso que la obra pide. Adorno. Adorno lo decía, y es uno de los que más me gusta, en lo que a teoría literaria se refiere. Es decir, yo, sobre todo al escribir teatro, hacía aquello que luego leí en Adorno, me dejaba traspasar por el procedimiento. Para mí es la mejor forma de escribir.
Bueno eso, ¡que no termino más de hablar! soy tremenda.
Saludos de la gurrumina.

Sol.

12:02 a. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

David,
gracias y espero que no solo sean visos.
Palm,
y si, son las discusiones-temores- busquedas y a veces la lucecita al final del tunel que no es mas que el tren que viene en contra... (pero vamos Boooca todavía)
Raúl,
todavia en caso de escaseses abrase el porron, aunque se que en cordoba son mas de la llave. saludos
Sol,
Aunque parezcan menopausicos, son lo mejor porque son los referentes de un pais tan dificil.Esperemos que Vds, tengan mas suerte con la burocracia del mundo del arte que es lo que nos desanima a los "viejos". exitos con su "body-art", y gracias por pasar...
saludos alejandro.

9:28 a. m.  
Anonymous Anónimo dice...

CUAL DE LOS TANTOS NUEVOS CAFES HORRIBLES SOPORTAS. LO CONOZCO A RAUL SANTANA GRAN TIPO. Y A MI TAMBIEN ME GUSTO MACCIO, SERE UN GRAN CONOCEDOR?. PEPE

12:09 p. m.  
Anonymous Anónimo dice...

Estudio como Sol desde hace años teatro, estuve con Augusto Fernandez, Moreno, Lito Cruz etc. Se que Lito es amigo o trabajaron con Vd. alguna vez. Tambien son bastante depres, a veces, con respecto al panorama laboral.Y eso que a Lito se le nota que no va mal, tampoco ahora que apoya politicamente a este gobierno. Estoy todavía en los treinta y pico, se que va a ser dificil la carrera hasta ahora trabajé solo en dos obras y estoy ensayando la tercera, trabajo durante el día en un comercio, y viajo mucho para estudiar y ensayar ademas de vivir con mi familia. A veces, muchas, me desanimo, pero sigo adelante, bueno un beso y exitos. Carolina

5:22 p. m.  
Anonymous karlas-blog.@hotmail.com dice...

Veo que cambió los dias de vino y rosas, por la reflexión,el analisis y el poner en condiciones de purgar su alma pecadora. saludos Karla

1:41 a. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

Pepe, habló del "horrible", café del barolo,que parece una camara refrigerante, ademas con esas terribles y enormes pantallas que repiten a toda hora tn pero que estan mudas, un asco.si santana es gran tipo gran poeta y gran amigo. y de maccio...el mas.
Carolina. conozco a los tres, pero soy amigo de lito.nunca lo ví depre,es muy bueno en lo suyo,lo de su apoyo politico al gobierno como lo de su "cosa" derviche una lastima. y sí los que eligen estos mundos del arte no la pasan facil, animos.
Karla, la vida es una de cal y una de arena, y a nuestra edad, purgar un poco no viene mal, en una de esas hay un paraiso despues...
saludos alejandro.

11:03 a. m.  
Anonymous Anónimo dice...

No entendí lo de su cosa derviche, y si eso es una lastima o lo es su apoyo al gobierno,tampoco se si me interesa, me acuerdo de Lito Cruz, por lo del osito Teddy y su amistad con De Niro, creo que es un grande. Diego.

3:32 p. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

Diego, si es un grande que pertenece a un grupo sufi de mierda,(no la filosofia sufi si no el grupo)ademas de apoyar al gobierno, dos lastimas, a mi tampoco me interesa, mejor acordarse del osito teddy, o de sus buenas actuacciones en cine o teatro,(también en tv). saludos alejandro.

12:54 a. m.  
Anonymous raulsibechi@hotmail.com dice...

Siga con su cantinela contra el gobierno y contra su ex "patrón" Praxis-International Derviches, y dejé que Lito sea feliz ahora que es "el recaudador", y viaja en coche de lujo. Bueno cualquier problema político o sectario acá en Cordoba le damos refugio, Raul y la barra.

9:30 a. m.  
Anonymous Fede dice...

No comparto para nada eso de que la obra de BB fue "imbécil y petardista", como decís.

Si querés darle otra oportunidad a sus libros, te invito a nuestro blog, donde los estamos restaurando.

Saludos.

www.baronbiza.blogspot.com

7:44 p. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

gracias por pasar Fede, te contesto en tu blog el que leere. saludos alejandro

11:53 p. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home