27 agosto 2007


TESTIMONIALES
¿HASTA CUANDO LA BUENA ONDA?
(LLEGARÍA A GARPAR POR UNA BUENA HORA DE PESIMISMO)

Hay días especiales, desde el momento cero, en el baño el agua caliente en su justo punto sin tocar ninguna manija, después los diarios ya doblados esperándome, yo con la plata y las monedas justas para no tener que escuchar del diariero mas que las gracias por el cambio y que no te converse de la humedad o de las noticias que no leiste, huís del quiosco, repitiendo tu mantra: Que no me hable...que no me hable... Y sobre todo llegar al feca, encontrar tu mesa vacía y limpia, después, que el café doble cargado esté perfecto, (casi para enmarcarlo y mostrárselo al mozo –el tucumano dolobu- que te mira con sonrisa de descerebrado cada vez que se lo devolvés por falta de café o por la taza sucia o por cualquier otra cosa), que las dos medialunas están en su justo punto, ni grasosas ni crocantes-costra, que tengan el agua mineral de la marca con la cantidad de sodio esperado, y todo así, que haya poca gente, que no se oiga (a todo volumen) música bailantera, que no esté puesto el canal de Crónica TV sin sonido en ese raro sincretismo de teve muda y ritmo chingui-chingui mientras muestran a los muertos del accidente diario. Y al final cuando llega el café chico, (el restretto) que me dejara casi por una hora el regusto del café fuerte pero no quemado, en ese momento que debe coordinarse para que sea perfecto con la apertura del diario hispánico, encuentro algo que provoca mi primer estímulo del fin de semana. Una página dedicada a mi odiada Teresa, si la “madre”, de quien no me siento hijo putativo como tampoco de Hebe.
La nota se llama ¿Creía en Dios Teresa de Calcuta? y es un relato de su correspondencia próxima a publicarse, donde en sus últimos años (50!) duda constantemente de Dios y de su fe. Una sola frase que casi me llevó al orgasmo "La sonrisa es una máscara, una tapadera que cubre todo. Hablo como si mi corazón estuviera enamorado de Dios; si estuvieses ahí, dirías: “que hipocresía”, confiesa a un consejero.” Después de acabar (de leer) casi pido un cigarrillo, pero no fumo. Mi odio por la vieja turra, lavadora de los narcos y sobre todo mentirosa, se va transformando en una lástima penosa en esa misionera de la caridad, devenida en una Santo Tomás del subdesarrollo. ¿Ahora que es beata, con este material será santa ¿me pedirán disculpas ahora M. y A. por mis maldades y mi pesimismo? ¿Podré seguir con mi placidez? No sé cuanto voy a poder aguantar en este estado “búdico”, contemplativo, risueño, como cachorro que después de tomar la teta, regurgita, mira al sol con los ojos entrecerrados y se adormila plácidamente contra la panza materna.
La vida así es fácil, tan fácil como la Rosi -la Rosi es la mina esa de la propaganda a la que el tachero la invita para que sea su primer pasajera de su taxi nuevo y ella sin pensarlo le contesta: ”a las l8 salgo”… (fácil como la tabla del dos, como diría el turco grande).
Pero aunque uno no quiera las malas noticias siguen, ayer me desayuné con la muerte de Rego en mardel, y creo que el país ni se enteró de que aquel gordito bonachón que vivía allá, encerrado y que posiblemente era el mejor concertista de piano que teníamos, ya no lo tenemos, (bueno está la Argerich, pero ella es mas del mundo exterior, y hasta cuando la quisieron joder en el Colón levantó vuelo y mandó a todos a la mierda). Pero Manolo era otra cosa. Un gordito con pinta de almacenero, un “Manolito”, anteojos de vidrio culo de botella y dedos cortos como morcillitas, pero que le alcanzaban para tocarse todas las teclas, una maquinita perfecta, quizás a veces demasiado frío de tan perfecto, si lo comparamos con Gelber, tan pasional, tan olvidadizo de las partituras, a veces una loca del piano, creyendo que no está en el Colón sino con la Mirta… El (Manolito), en cambio apenas si grabó y hacerlo subir a Buenos Aires para tocar era difícil, salvo por los compromisos del quinteto de piano y cuerdas que en su honor se llamaba “Quinteto Rego”. La única vez que estuve en su casa a fines de los setenta, estaba Barenboim que venía de visita y lo quería saludar y con él todavía la desmejorada Jackeline ya muy hecha mierda, tomaban mate, con la pava sobre el piano y tocaban tangos que acompañaba a veces en violín J. J. Castro, el director de la sinfónica. Pero bueno el paisito le hará algún homenaje y pondrán alguna plaquita, (no creo que el homenaje de para nombre de calle, allá son así).
Pero sigamos con el embriague paralizante que produce la buena onda, aunque Kristina no nos diga como piensa gobernar y mucho menos si le va a echar las culpas a la herencia recibida. O si Macri no puede resolver el problema de la seguridad y su policía, (aunque ya nos empiece a cagar a impuestazos, vía el afrancesado). O los Quebrachos y los ex montoneros con Perdía a la cabeza (no la del cana, que rompieron), rompan las bolas por la avenida y protesten contra los otros montoneros, los del gobierno (como titula Ambito). O Nun no sepa que hacer con el Cervantes, y solo salga de vez en cuando para hablar por su consultora oficialista, o de la futura muestra de su mujer. Pero ante tanto peronista incorregible como decía el cieguito, o tanto radical desorientado, o tantísimos zurdos muy solos que no saben de que lado de la división de la división de su grupo quedaron y tratan de hilvanar sus ideas en algún programa de cable, opto en mi nuevo estado de dejar de lado los noticieros de TV y dedicar mi atención a los dibujitos de Canal Networks o del Disney Chanel, ya que en los canales de bichos también hay mucha violencia. Eso sí, trato de encontrar mas programas de cocina como los de Francis y adopto uno muy freack de un tipo con pinta de estar afiliado al gremio de Moyano, pero con voz y modales propios del intérprete de "La cage aux folles", que se hace llamar “el Molderero”, título que tiene serigrafiado hasta en su trasegado culo. También aprovecho las horas libres para seguir viendo capítulos viejos de La Oficina o de Seinfeld, pero creo que ahora en este mi neo-nirvana, no me hacen mella y entiendo menos sus ironías y maldades. Para apoyar mi placidez escucho a Herbie Mann con el trio de Bill Evans tocando Nirvana (¿muy obvio?).
Me gusta mucho un programa que descubrí y que me viene de perillas en este trance. Se llama My name is Earl y trata sobre un personaje y el Karma mal entendido, él (Earl), es un amoral, reo-idiota con un hermano casi mogólico. Todos sus actos son francamente deleznables, sus relaciones políticamente muy incorrectas y siempre con el hermano idiota a cuestas. Gana la lotería pero pierde el billete cuando lo atropella un auto en el festejo por ganar. En el hospital terriblemente drogado, ve un programa de TV donde el invitado habla del karma y como se dará todo lo esperado si se actúa bien. Aun drogado y para recuperar su estabilidad cósmica hace una lista de las cagadas que se ha mandado con diferentes personas, casi trescientas y tratar de pagar su culpa con ellos (de entrada al salir del hospital, el viento le acerca el billete premiado perdido). Entretenida por lo absurdo del planteo, el personaje un actorazo. Estoy ante la disyuntiva de hacer mi lista…
Por el rioba la historia entre la puta y el traba sigue, un tanto mas calma, ahora me los encuentro en el café cuando voy a leer los diarios, y a veces Roberto, (que así se llama el apollerado), tratando de ser amable me pide con un mohín la sección de modas y belleza de la Nación, él lee Clarín y mientras relojea el suplemento, mira al mozo mas joven, moja su vigilante en la taza de café con leche y lo introduce en su boca con la admiración de las damas presentes (la mayoría empleadas de escribanías y registros de la zona) que contienen sus ganas de aplaudir. En tanto que la trola, muy recatada en su vestimenta matinal, sin maquillaje apura a su hijo el Carlitos, para que termine la chocotalada y llevarlo al cole de la parroquia del barrio…Ya todo empieza a funcionar engrasadamente como una maquinaria perfecta, vuelvo al taller, miro la tela en blanco, me tildo y me voy a la cocina a ver una repetición de un programa de Narda en Tunes.
El chino del domerca Ling, no se dio por aludido con el Mishima que le tiré, me lo devolvió diciendo que el es coreano y que no juzga la moral nipona, que en su país son comerciantes pero honestos y que aquí los discriminan hasta por vender pan con bromato o por hacer sociedad con los verduleros bolitas que riegan la verdurita con aguas cloacales y después arremete conque ellos (los corean-boys) son muy machos y trata de contarme en su jeringoza la historia que tuvo con una empleada coreana nueva a espaldas de su mujer que lo tiene cagando… Me aclara por lo del libro, que conmigo todo bien, pero me devuelve dos o tres monedas de un peso al grito de ¡trucho, trucho!, la falta del artículo me hace creer que me endilga a mi el adjetivo.
Trato de poder escribir mas cortos los posts y por su parte M. y A. le echan las culpas de mi estado a las nuevas pastillas de zinc, que me recomendó el Turco escriba (para la memoria y no me acuerdo que otra cosa) y que a él lo ayudarán si llega a ser vice…
Alejandro

11 Comentarios:

Anonymous el negro jorge. dice...

Creo, si no me falla la memoria (mejorada ahora también gracias a las pastillas de zinc), que mejoran el nivel y calidad espermática.

9:11 a. m.  
Anonymous elnegroA_leandro dice...

Se le torció el avión con la capa de ozono?

10:26 a. m.  
Blogger EmmaPeel dice...

la media sonrisa y los ojos chinos, las de zinc pegan asi también? voy a probar

me gustan las crónicas del bar, al chino no le creo nada, el domingo terminé mirando por tercera vez a narda engordando con panceta en londres

saludos!

11:41 a. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

n.jorge,
no creo ni que el escriba, ni el pintamonas lo usemos mas que...�para que era?...
a_leandro.
no, es que me faya el sopul.
palm.
puede ser la mezcla del zinc con el moscato, que me hagan ver al chino ling con una sonrisa muscularmente problematica como la de la mona lisa que solo es producida por una paralisis facial permanente y sus ojos con parpados almendrados signo de su chinez inocultable, bueno sal�.
y a narda ojo que como decia mi abuela lo que se come se cria...
saludos
alejandro.

4:30 p. m.  
Blogger raulsibechi dice...

Maestro lo leo dichararachero, pero venga a comerse un asado a lo malman (bien minimal)y de remate un buen te de peperina de las sierras y va a ver lo que es tranquilidad sin necesidad de pastillas de zinc. Raul.

6:06 p. m.  
Anonymous chaylingdeling dice...

El "chino" ya merece post aparte, es irónico, misterioso, ambiguo. Dele mas letra. gracias
Chay ling.

11:04 a. m.  
Anonymous JORGE dice...

HAY QUE ESCRIBIR LA HISTORIA DE LOS CHINOS EN BS AS, YA SON UNA PLAGA.JORGE

5:05 p. m.  
Anonymous el sindicato de negros dice...

este blop no se está poniendo un tanto racista?

11:05 a. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

raúl,
lo voy a tomar en cuenta,
sra. de ling.
espero que no sea la esposa doña ling.
jorge
antes lo dijeron de los gallegos, los tanos, los rusos, seamos cosmopolitas por favor.
señores del sindicato:
no somos racistas, negros de mierda.
saludos a todos
alejandro.

3:04 p. m.  
Anonymous el negro siqueirosp/p del comando. dice...

Maestro es verdad que con el rojo de cadmio se pintan las sandias mexicanas?

4:39 p. m.  
Anonymous alejandropainter. dice...

no.

10:19 a. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home