14 agosto 2009


A veces la realidad desborda cualquier tipo de imaginación febril. Claro no es "la realidad", es apenas un pedacito de ella. Podrías estar años a su lado y no verla. Porque son "escapes" de La Realidad. Vengo impresionado con un montón de datos que van armando un mundo (un mundo mio), muy màgico, mis viajes de hace años a nuestro tan parecido norte argentino, mi juego de ahora con el mundo del "Tango boliviano" y como remate no se como dí hace unas semanas con la página de las luchadoras bolivianas. Mujeres que a la manera de nuestro antiguo ídolo Karadagián se dedican a ese rudo entretenimiento pero sin trucos (por ahora). Ellas con sus trajes de fiesta típicos, con sus polleras brillantes, con sus sombreritos bombines, con sus mantones colorinches. Y me impresionarón los nombres por que si en nuestros "titanes" estaban "La Momia", "El gitano"y un sin numero de heroes de fantasía de comic, ellas se llaman "Carmen, la campeona", "Juanita la cariñosa","Claudina la maldita" etc. Dice que luchan por que se cansaron de sus hombres, de ser sometidas,que encontraron en la lucha una forma de descargar sus tensiones y es duro verlas con las cabezas partidas y sangre real en las caras.
También la gente que las sigue descarga sus tensiones arrojandoles las bebidas o a la comida y las frutas con se entretienen mientras las miran, apoyan o putean (eso si en aymara). El colorido, el lugar, el país, hicieron que fueran mostradas al mundo como "Las mamachas de la lucha", en programas masivos como el "Show de Cristina" o el de "Don Francisco, en eeuu ".
Tuvieron la inteligencia sus promotores de mezclarlas con luchadores hombres famosos (a la boliviana) o los enmascarados mexicanos clásicos , luchando a sus casi 4000 metros de altura, y entrenandose en medio de sus chabolas:
"Se quitan el sombrero rápidamente, se desprenden de sus chales y… ¡Zas! Claudina le zampa una a Yolanda, Yolanda abofetea a Claudina, esta intenta escapar, pero Yolanda la toma de las trenzas y la hace girar; Claudina gira en el aire, vuelan sus enaguas y sus trenzas, cae de espaldas sobre la lona, boqueando como un pez. El público enloquece"... (esto es del luchalibrebol.blogspot.com/ ).
Y para cierre de esta historieta llegaron los antropólogos americanos, rubiecitos, de ojos claros, fumones, enloquecidos con el evento y puteando en yoni, mientras mascaban el acuyico y escupián la saliva amarga y amarronada. Claro la indigenidad, Evo, la coca, la lucha de las mamachas, los sincretismos, el color... Toda esa mezcla es un "regalo" para un mundo gris, sobre todo si sos un yoni que paga un dolar con cincuenta para sentarte al lado del ring y llevarte unas manchitas de sangre de mamacha en tu camisa, junto a las manchas de ají, chuño etc que arrojaban los "indiecitos" de las gradas ...
alejandro.

4 Comentarios:

Blogger gaston dice...

buen post al.ja.
saludos.
gastón

8:01 a. m.  
Blogger esmeralda m. dice...

Vi la pagina de "lucha libre y es alucinante, tiene razón:
es surrealismo puro!
saludos
esmeralda m.

11:37 a. m.  
Blogger curcurto dice...

¡¡que camisa ni camisa cabeza!!
unos pedazos de cartón, unas letritas y nos armamos de "mamacha cartonera", hablame que se lungo de eso.
pomada

2:39 p. m.  
Blogger EmmaPeel dice...

UY justo tengo una historia a medio hacer de luchadoras centroamericanas, grazie maestre, me viene ferpecto

besos

4:08 a. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home