29 diciembre 2008

"Milonga del santito puto."
Hace mucho que me interesó el tema sobre la leyenda de San Sebastián y su transformación en ícono gay. Había leído notas ya en los años 80 algo de Perlongher en "El porteño", y una historieta ilustrada en la "Cerdos y peces" de E. Symns también de esos años. Los textos tenían toda esa carga de atractivo que puede tener un teleatro barato o una fotonovela romanticona de los 50. Después a medida que me encontraba con escritos"cultos" sobre la historia, tratados por Mujica, por Lezama Lima o poémas de tenesse Williams o de Shukio Mishima me comenzo a atraer más la historia. Tenía que ver con una nueva mirada del siglo XX, que una parte de la sociedad viera en el santo un representante de la cultura homosexual, como esas leyendas de boca en boca que hacen que de pronto la virgen María se transforme en una indigena de piel oscura y aparezca en el manto de un campesino mejicano y se llame Guadalupe. A la iglesía le conviene y lo fomenta. Por el lado psicologico una visión freudiana de la imagen (las flechas como símbolo fálico, etc ) serían el detonante. El atractivo del joven hizo el resto. En los años 20 Tennesse Williams le dedica su poema "San Sebastiano de Sodoma" y en los 70 el polémico filme "Sebastiane", de Derek Jarman, le terminan de entronizar como el icono que muchos han querido ver en el mártir que Tiziano pintó seis años antes de morir.
Me interesó mostrarlo entonces en esas milongas de prostibulos del campo-ciudad entre chongos y maricas pero con bandoneón, ojos pintados y labios enrojecido, las caras entalcadas, e imaginar de ser posible el perfume barato de la lavanda penetrante de la barbería con fomentos. Y al final el bandoneón mudo y abandonado sobre el altar pagano.
alejandro.

Poema a san Sebastián

"Como yacente en pie; por entero

sustentado en su enorme voluntad.

Como madre que amamanta, ajena a todo,

guirnalda que a sí misma se sujeta.

Y las flechas llegan: ahora y ahora,

y revientan en sus lomos,

de hierro trémulo las puntas liberadas.

Todavía sonrie oscuro, ileso.

Por una vez el lamento sobreviene,

abatiendo los sencillos ojos apenados

para negar, cuan futil,

y dar suelta al desprecio

por los destructores de las cosas hermosas".

Rainer Maria Rilke.
Neue Gedichte
Winter1905/06.
Meudon.

4 Comentarios:

Blogger karla dice...

Un beso y feliz año,
analícese
cure su homofobía,
muy lindo el tanguito.
karla.

3:47 p. m.  
Blogger raulsibechi dice...

Maestro me encanto el santo-putito, tiene una cosa de modernidad mezclada con la gran pintura española y con aquellos que mostro hace poco de los santitos tangueros. Bueno.Y si digale a Karla, que somos medio homofóbicos desde que nos vieron bailando juntos en una milonga...
raúl

8:57 p. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

Karla
Feliz año para Vd tambíen y que la cosecha de dementes nunca se acabe, sabe que no soy homofóbico ni tengo otras fobias que por ahí se chimentan, solo tengo mala prensa.
Raúl
gracias,
-a cuantos pintores le dirás lo mismo-
En cuanto a lo del baile recuerde que el de los tacos aguja era Vd.
Hay fotos.
Saludos
buen año
alejandro.

5:45 p. m.  
Blogger esmeralda m. dice...

Me gusto mucho tu coment sobre el "santito puto", me recuerda a los que hacías antes sobre poesía o a tus deliciosos "testimoniales".
Un gran beso y un buen año.
esmeralda m.

6:17 p. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home