21 abril 2007


TESTIMONIAL
EL MEZCLADITO.
CON MEXICO. UMBERTO. CUEVAS NUEVAMENTE. GLUSBERG Y LA SUPERCRITICA DEL ERGON Y EL PARERGON. ADEMAS PERSONAJES QUE ENTRAN Y SALEN COMO EN COMEDIA DEL TANO VITTORI

Casi siempre una vez que termino el post, lo subo y después de añadir la imagen lo veo ya “publicado” y se me aparecen (in mente), detalles que hubieran completado- complementado o aclarado tanto palabrerío. En el post anterior comentaba mi viaje a México. Había viajado para la inauguración del museo Cuevas porque en esa apertura, estaba en el grupo de los argentinos que exponíamos con obra adquirida o donada. La mayoría éramos tipos que veníamos muy del palo del dibujo, Carlos Alonso, Seguí, Linares, etc., etc. También muchos amigos de José Luis del “otro palo”, (no figurativos), como Ricardo Machado, ese gran pintor, que como actor era Ricardo Lavié, el que siempre nos aconsejaba a la hora del tango en pedo –no comenzar tan alto por que no vas a llegar a las notas decisivas- (sabio él que ya anticipaba nuestros graznidos).
Mi obra era el retrato de Umberto Eco, que en ese momento estaba muy de moda por la película “El nombre de la rosa” y no por el libro (pesado, aburrido, inleíble), pero al autor lo habíamos conocido en Buenos Aires en alguna de esas jornadas de la crítica, en las que Jorge Glusberg lo hizo oficiar de jurado de pintura, dar charlas etc. Algún día vamos a tener que revindicar a J.G -sobre todo en esta mediocridad del mundo cultural (¿?) de K. donde después de meses, don Nun, un sociólogo-politólogo oscuro metido a Secretario de Cultura, que habiendo tomado la posta de un Di Tella tan “gracioso” como Moisés Ikonicoff, sólo abrió la boca ayer para criticar a Gran Hermano o el pasado año para presentar las innumerables muestras de su mujer (una artista de “fin de semana”, como se decía en mi época); la falta de un J.G. se nota en el museo, en la Recoleta (en el centro no en el tanatorio, aunque con sus cinco by pass...), también por la falta de premios importantes privados, y sobre todo por la falta de esos personajes que nos hacen sentir partícipes de algo, como fue durante la aburrida época de Alfonsín o en la del emir, personajes como Eco, Derrida, Vattimo, Moles, Rorty y muchos más que pasaban por acá y se divertían, aunque nunca cobraron un mango por una conferencia, o por ser partícipes en un jurado. La invitación era a comer un asado en el tercer mundo, Jorge los subía en un avión en Europa (calculo que estarían muy borrachos) en clase turista (que pagaba de su bolsillo) y les decía al aterrizar -ahora ya que estas...- y bueno, la cultura al fin es eso, lo otro es lo burocrático, lo acartonado, lo de las frases hechas, tan a lo Filmus. Y entonces sólo gracias a esa improvisación creativa de un tipo de una genialidad gerencial por lo pragmático, te podías encontrar de improviso en un baño del centro Recoleta, transformado en “tetera” en la inauguración de un gran premio a un Restany, crítico francés estrella, presidente del jurado al que no sabía como había llegado (y quizás ni se había enterado) chupándole la pija al artista revelación, para después subir con él del brazo al escenario y acto seguido dar una charla de media hora sobre “Marta Minujín en el arte argentino: la cultura guaranga”, charla que aparecería luego en la revista Lapiz en España, y recién entonces meses después levantarían los diarios de acá que no se habían enterado ni de la mamada.
Pero ya me fui al carajo como siempre.
La cosa es que nuestro viaje a México fue un fracaso porque al igual que nosotros los argentinos, ellos los “meshicas” eran del otro mundo (o de este?). Llegamos a una inauguración que se postergó para tres años después y el dueño del museo desaparecido porque andaba por los prostíbulos... Sigo, al año siguiente volvió Eco al país, esta vez para presentar su otro mamotreto, el del péndulo, (libro que como melatonina regula tu sueño, no hay más que intentar leerlo y hasta el otro día), yo me encontraba en la fila de los obsecuentes del autógrafo, con un ejemplar viejo de los apocalípticos para que me lo firmará ya que no me atrevía a (no) leer otra de sus novelas (y el péndulo se preveía amenazador)en mis manos unos catálogos donde estaba reproducido su retrato (el de la muestra del museo mejicano), la ceremonia de las firmas como siempre “onda besamanos”, fila de una cuadra y media para presentar libro (uno), mostrar página (dos), recitar el nombre propio (tres), o para quien uno se lo dedicaba ante la pregunta del Boloñés ¿para quién?, que te estrechara él la mano o que besara a las namis y después salir por derecha (cuatro). Cuando me faltaban casi veinte personas para llegar al escriba, una voz chillona a los gritos ante la mirada de todos en el pasillo del Patio Bullrich, y ya casi entrando a la Yenny, -Alesssandro, Alessandro!!!! -era mi Crítica, más criticada (y despreciada) la del ergón y parergón, amante platónica del Umberto (que nunca se enteró) y a quién había acompañado desde Italia, quien me tomaba del brazo, me preguntaba qué hacía allí, y después a los gritos llamaba al autor -¡Umberto, Umberto, il caro amico Alessandro!- para que yo le entregara los catálogos y él me firmara ante la mirada de odio de todos los presentes encolumnados. Umberto emocionado con su figura en el catálogo. Después almorzamos, (garpó la Editorial, y la Crítica aprovechó para devorar después de tres largos meses de hibernación donde había comido solo una “medialunita” diaria después de la misa matutina, y se había dedicado a escribir, “Apostillas al Péndulo de Foucault” (Sudamericana) para impresionar al tano en su visita. Después a la noche en ”Tomo I” invitados por el J.G, ya sí nos mandamos unos magníficos lomos gigantes con unos vinos especiales, menos para Jorge el anfitrión para quien traían las botellas de Coca gigantes que se despachaba aumentando su panza disimulada por la capa negra. A esa hora Umberto con los ojitos mas chicos que nunca por el beberaje corría a todas las minas que podía como un fauno semiótico, (menos a la critica, que seguía comiendo y regurgitando las pastas, del mediodía ...
Claro, como uno no va a estar hecho mierda ...
¿esto es vida?... ehhhh...?
Apostilla: Este viejo mono de madera como diagnosticó hace tiempo el turco Asis viene a saludarse a si mismo, en un año nuevo de vida,en la versión clásica de Tauro y con Venus, (por ahora) en todas sus casas.
Alejandro

12 Comentarios:

Anonymous Anónimo dice...

DEBE SER LA UNICA PERSONA QUE DEFIENDE A JORGE GLUSBERG. SIEMPRE ESCUCHE QUE ERA UN CHANTA Y UN COMERCIANTE Y QUE EL QUE NO ARREGLABA CON EL NO EXPONIA. ¿O HAY DOS GLUSBERG?
ANIBAL, (MIL VECES RECHAZADO POR ESE SEÑOR EN CUANTO PREMIO ME PRESENTE).

11:21 a. m.  
Blogger Diego dice...

Muy buena crónica. Qué sigan!

7:23 p. m.  
Anonymous Anónimo dice...

¿Ricardo Lavié era pintor? Yo lo conocí como actor de teatro con Noemí Laserre y Estela Moly. Eran actores del Teatro San Martín.Me gustan sus crónicas, son muy chismosas, pero estan bien. Laura.

9:22 p. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

Anibal,
te aseguro que no soy la unica persona que admira y respeta lo hecho por JG, fuimos muchos los tipos del interior que podiamos mostrar obra en un circuito no comercial gracias a él, y que cuando nos visitaba (en nuestro caso mardel), venía a la escuela hablaba con los alumnos y un domingo a la 6,3o de la mañana los hacía juntar la obra para hacerles las criticas. ademas como cuento, que nos hiciera conocer a tipos de la talla de derrida o vattimo,o que nos mandará constantemente material, libros etc, para saber lo que pasaba en el mundo.
Diego, muchas gracias por pasar y por los animos.
Laura, si era pintor y de los muy buenos, y era el marido de noemí y crio a estela como si fuera su hija, un gran artista pero sobre todo un gran hombre. Exponia mucho en centroamerica y miami.
saludos
alejandro

12:21 a. m.  
Blogger EmmaPeel dice...

Ale: sigo con resaca después de un domingo de super acción pero entendí mal o entre otras cosas es tu cumpleaños?
Si es así, salutec al nuevo año y por muchos brindis más! (y si no sabrás disculpar:)

12:27 p. m.  
Anonymous karlas-blog.@hotmail.com dice...

Alejandro,Vd siempre malidicente con respecto sus amigos, conocidos y favorecedores. Con esa rara admiracion a un individuo como Glusberg. La verdad que lo tendrá que hablar algún día con su analista que por suerte no seré yo, aunque creo que lo tengo "calado" hace tiempo, como su amigo Asis cuando lo cataloga como "viejo mono de madera" y vd lo ataca como toro de horoscopo de diario. Bueno en resumidas cuentas un animal hecho y derecho. Felicidades y saludos
karla.

11:53 a. m.  
Blogger Comando Norma Aleandro dice...

Alejandro, no haga caso de decisiones intempestivas de algún miembro del Comando con brutales accesos de depresión. El blog del Comando sigue en pie.

8:18 p. m.  
Anonymous raulsibechi.@hotmail.com dice...

Maestro, saludos mono-viejo de madera, y que el toro no sew convierta en buey, muy buena la nota que complementa la anterior, siga así, aunque somos legión no que no nos guste don Jorge-Ilum. ¿Se acuerda auqlla muestra en el recoleta que el gordo Peralta Ramos pego la lamparita en el papel de 3.6o mtr y puso "Glusberg es una luz"?, saludos desde Cordoba Raul.

11:20 p. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

volvi, dias agitados y por trabajo que es lo peor, sin celebres, sin alcoholes sin encuentros, solo buscar materiales, hacer preparar bases (telas), reconocer lugares para ajustar colores...un embole.
Palm.Peel
espero que para hoy miercoles al mediodia se le haya pasado la "flojera"como dicen en centroamerica sino pruebe con creveza o fernet antes que se le junte con la del fin de semana que viene-
karla,
si soy maledicente o diciente y me gusta, aunque a veces me pase.Y si, JG, nos ayudo a los del interior (eso si, cuando llegamos a Bs As.nunca mas bola, yo siempre le dije en chiste que lo hacia para cumplir con la cuota de federalismo)-
Comando:
una de las pocas alegrias que tengo en este purgatorio (con perdon del papa)ejecuten al traidor-
Raul,
como no me voy a acordar, eramos jovenes y la brisa de la democracia alfonsinista (?), no hacia presentir estas decrepitudes y angustias k, que nos llega a prohibir el asado, ya hasta los obreros de la construccion con termo con sopa.-
Saludos a todos.alejandro

3:09 p. m.  
Blogger principio de incertidumbre dice...

con imprudencia:


me inquieta la mirada de ese hombre (de la imagen)

Saludos!

10:39 p. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

Principio,
Lorena es el retrato que hice en el 89 de umberto eco, y que esta en el museo cuevas de mejico, "la giganta", deben ser los anteojos, el personalmente tiene unos ojos chiquititos en la carota enorme. me gusto su última poesía, no me expandí mucho por que soy larguero y solo salude la vuelta de la poeta.
alejandro.

12:24 a. m.  
Blogger principio de incertidumbre dice...

gracias.

No me había dado cuenta que era él. Pero tampoco creo que haya visto su cara antes (pensaba en alguna Ñ). Así que perdón.


Sigo comentando en el último post.

8:29 p. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home