10 diciembre 2007


TESTIMONIALES
100 METROS PARA LA LINEA DE YEGADA
“HOY HE TENIDO UN DIA JODIDO,
DENTRO DE UNA SEMANA JODIDA,
INMERSA EN DOS AÑOS DE PUTA MIERDA”
Gala Diakonova

Entro al “yerta” y enseguida la mirada se me va a lo inacabado -como un imán dirían las viejas-. Ya no está en el caballete, pasó atrás. Contra la pared. Tendría que haberlo dado vuelta, “en penitencia”, como decía “Pablo-el fauno”, que se muriera solo o que solo se terminara. Decía también el viejo fauno dolape, que el abandonar algo, hace que el tiempo lo termine, lo redondee, (le quite las aristas), lo suavice, no pasa eso con el juicio de las minas abandonadas (que lo diga sino “Pablo el fauno”.
Es (de la pintura, abandonada, hablo) como que toma otro aire, atrapa la mugre del aire, como esa pátina de años fijada por el humo de las velas que humanizaba y servía de sostén al “juicio” del Miguel Angel en la Sixtina. O como ese betún de Judea que se pasaba prolijamente al terminar y que enmierdaba las telas renacentistas. Limpiarlas después fue un error. Los colores reales abruman y desestabilizan nuestros preconceptos y los de los libros de arte. Vi hace años renovar los murales de las Galerías Pacifico. Era la segunda renovación, sería el 78 ó 79. El único artista vivo que quedaba de los autores originales era Berni, no se si Laxeiro todavía vivía pero estaría viejo y en España, tirado bajo algún árbol, tomándose un buen orujo gallego, o bajo tierra. Además siempre me lo confundo con Colmeiro y verdaderamente no sé lo que pintaron uno y otro. Sí estaban algunos ex ayudantes de esos pintores. Pero Berni con su espíritu de pendejo se subió a los caballetes y no sólo retocó sino que cambió colores y formas con la prepotencia artística de darle a su obra el toque contemporáneo que el resto ya no tenía… Le metió hasta colores fluorescentes, amarillos, rosas flúo y blancos luminosos que lo despegaron del muro-cielo haciéndolo “caer” sobre el espectador. Lo separó cien años del resto. Rompió la unidad visual, meó la cancha. Puso el estoy aquí, soy el mejor y a los muertos… flores. Como siempre el derrape (mio)…

Solo pretendía hablar de la obra que no puedo acabar. Bocetada pero posiblemente en un 80 por ciento de realización. Con un personaje sentado y una gorda tremenda en bolas, sobre un diván y con las gambas abiertas, y panza elefantiásica. Una gorda que haría las delicias de Fellini, o de un pintor viejo y sátiro como Cogorno que se gastó sus buenos pesos para poder cogerse a esa gorda de Fellini. Tengo problemas en la composición (¿?), tendré que atacar y vencer a la geometrización de piso y espacios que encerraron a los personajes. Cada vez que entro al cuarto trato de no mirarlo, solo con los ojos entrecerrados como aprendí de los que saben para que todo se transforme en masas de color y avistarle el equilibrio, también lo mareo, lo voy dando vueltas para verlo de todos lados, hasta que lo doy vuelta total y a la pared…
Son épocas bravas donde se me dá por el tamaño chico, el dibujo, los papeles y me canso con las telas grandes. Volver a la música de cámara. Bajo poco a la calle -a la vida- y pierdo los días en el deambular dentro de la “cueva”. Como decía el viejo Baudelaire, (de memoria no lo recuerdo) algo como: es la hora (la caída de la tarde) en que los honestos o deshonestos, razonables o locos, los hombres se lanzan a las calles pensando que al fin terminó la jornada, la hora en que los sabios y los rufianes, piensan en el placer y cada uno corre al lugar elegido a tomar la copa del olvido, -no le pongo comillas por que no se si era así, capaz que nunca lo dijo-.
En el último blog hablaba del ajenjo y me olvidé del pastís, que con agua daba ese menjunje lechoso - anisado y que se conocía por la marca Pernod, y que aquí conseguíamos de contrabando, o tomando su simil el Dubbonet (oh, epocas de “Chez Tata” y su acordeón). Hoy leo con delicia el reportaje en Radar a Aurora Venturini y me sonrío con su recuerdo por el Pernod que dice que tomaban a baldes en París con Camús y otra gente mientras aquí se prohibía por la “Ley Palacios”. Habla de su matrimonio con Fermín Chávez y mi mente febril y asociadora me recuerda aquella comida hace como diez años en Lola, con el “Turco grande” de mardel y el “turco escriba” cuando aparecieron de la nada tres viejas brujas peronistas, (más de Hamlet, que de la rama femenina del PJ), se abalanzaron sobre el “escriba”, al que acariciaban la cara a los chillidos (más bien graznidos) de “Nuestro futuro Fermín” …ahora si siguen vivas, si es que lo estaban esa noche, con sus voces de herraduras oxidadas gritarán “Tu también Bruto?” Derrapé…
Tengo que volver a salir, tendré que volver a hacerlo de a poco. ¿Será todo esto el balance del año de mierda… ?Desde el balcón a la madrugada veo las luces que marcan la época de las fiestas y que le dan ese aspecto tan europeo decadente a la Avenida. Veo las fotos tomadas a Palm, (pienso en sus textos, tan buenos, pero ya lo dijeron el León, la Bignozzi, etc., no descubro nada), no la conozco, no se en que blog intuí verla, una imagen mezcla entre alguien del circo del Soleil, en la punta de una torre de sillas tratando de leer sus textos (que son escelentes) y aleteando con las páginas en inestabilidad total, vestido negro, cara oculta y buenas gambas…
Por el barrio el sábado habrá festival de tango, (el primero) y ya se divaga que la fiesta sea tan importante con el paso de los años como el festival de la vendimia… (¡tango en la avenida de los gallegos!) …Espero no encontrarme con el traba vestido de percanta o al chino del domerca bailando con cortes con la puta oficial…
También espero que llueva todo el lunes para apagar mis ardores.
Recuerdo con mas derrape:
-"¿Dónde estabas esta mañana?
-No recuerdo hace demasiado tiempo…
-¿Qué harás esta noche?
-Nunca hago planes con tanta antelación…”
“Rick Blaine” (Humphrey Bogart). “Casablanca”
¡Quién pudiera ser así!
Alejandro

15 Comentarios:

Anonymous ninio-boy dice...

No abuse que se acaba nuestra paciencia:"el sin oreja", "Pablo el fauno", el resto un 6.50 por ahora a Diciembre.
ninio

8:44 a. m.  
Blogger EmmaPeel dice...

Maestre que me hizo poner más colorada!

Sufrí como loca cuando me enamoré del pintor de tela grande y a mitad de camino le agarró el nanoarte y se puso a pintar azulejos (teníamos menos quilombo en el llerta pero ya no era lo mismo)

besos

10:40 a. m.  
Blogger jose cambaceres dice...

Linda la gorda troesma, y no se preocupe que 100 metros mas y al pulmotor.
pepe.

11:12 a. m.  
Anonymous Anónimo dice...

Es la primera vez que paso y me gustan tus textos y los dibujos que los ilustran. gracias.
Jorge Pereaty.
Jujuy.

2:24 p. m.  
Blogger Gala Diakonova dice...

A veces ando mejor de ánimo ¿Eh?...ja¡ escribe usted maravillosamente, ni se le ocurra volver a pasar por mi blog sin ponerme verde...que no le pille ¿eh? que no le pille...
Un saludo

8:48 p. m.  
Blogger raulsibechi dice...

alja, esta medio dark, por que no se viene a Cordoba a las sierras y se olvida de los quilombos de la city. (mucho asado y vinos)
Raúl

8:52 p. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

Ninio,
no soy un literato, apenas si pintamonas y con mi edad, las neuronas ya no dan para perpetrar (de corrido), apodos con creatividad.
Palm
lo siento por sus colores (¿PSI?) y tamaños grandes o chicos siempre hay quilombos y el yerta sigue desordenado.
Pepe
creo que ni con todos los broncodilatadores (permitidos), llego.
Jorge,
Gracias,
Gala
Venía en mi ultimo post de putear mi año,politico-artistico-humano, y descubrí tu blog, me pareció genial, lo ley ya casí todo, y cuando estaba terminando de escribir lo mío leí la frase y me la apropié para la cabecera, (aceptando tu autoría).Te saludo desde acá y dentro de poco en tu espacio, te pondré entre mis preferidos para que leán los que no te conozcan tus buenos textos
Raúl
Gracias a tantos asados y vinos del pasado, cultivo esta gota a la que ya ni el allopurinol ayuda a renguear con elegancia
saludos
alejandro.

12:04 a. m.  
Anonymous un negro de la ex UCR dice...

muy buenos los relatos, pero estuve viendo obras tuyas en galería y lo único que puedo decir es como dijo el Alfonso"a vos no te va tan mal gordito...."
alfonsito.

2:33 p. m.  
Anonymous roberto Mariscal dice...

Me parecen muy buenos tus trabajos, los conocí en Praxis, hace muchos años, un saludo Roberto.

2:59 p. m.  
Anonymous tibom de l¨ dice...

me gusta su reviente y sus trabajos
t.

2:19 p. m.  
Anonymous josefinadelacanal@hotmail.com.ar dice...

Hola Profe,
tanto tiempo volvi después de un mes a Mardel, estuvimos en el sur. Veo que anda neuro. Acuerdese cuando nos decía en la escuela, que tuvieramos paciencia que todo tiempo malo tenía fin.
un beso
Josefina.

9:15 a. m.  
Anonymous Anónimo dice...

me gustan las ilustraciones y algunos textos.
Daniela.

11:48 a. m.  
Blogger principio de incertidumbre dice...

Grosa la anécdota de Berni. Esa galería sí puedo decir que la conozco. Ahora no aparecen en mi memoria esos colores. Cuando fui era diciembre de 2005 y había un gran papá noel con renos y todo y entonces el desvío visual...


Yo siempre releo tus post, por los detalles que das, que en una primera lectura se pasan. Me gustó sobre todo el de betún de judea.

Saludos, alejandro.

:)

11:12 p. m.  
Blogger AL-JAZERRA dice...

negro
Como sabe que soy gordito?
Roberto,
He recorrido un largo camino, y ahora me tiembla el pulso y me falta la vista, lo que hace que no me fije en los detalles y eso es bueno...
Reviente? Trabajos?
Josefina
la paciencia es para los jovenes.
Daniela
así debe ser.
PI,
Hola,si el gran cachetazo (visual) fue cuando recién los retocó, Berní andaba loco, enamorado, èl arriba del andamio, la mina abajo, muy quilombera, gritándole, cuerneándolo,y el viejo como un chico, tratando de ser (Y SIGUE SIENDO), el mejor. Lo del betún de judea es algo que casi hoy no se usa pero hubo epocas que todo era marrón y olia a pomada de zapatos.Lastima lo de "la mujer mi vida".
Feliz año a Vd, y su novio.
Saludos a todos.
alejandro

10:43 a. m.  
Blogger danixa dice...

ale, una maravilla, lo que escribís, lo que pintas, y no me importa si redundo en halagos, me encanta.
Kitsch, le dije hoy a pelenbal, le hablaba de un colectivo, y ahora me defino como kitsch de adjetivos gloriosos para vos, y qué, te decía, yo también, yo también cierro los ojos para ver mejor.
un abrazo desde la ciudad de tus tilos.

7:16 p. m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home